miércoles, 8 de julio de 2015

Buenas y malas noticias

Año 6- Devocional # 10   8-julio-2015

Buenas y malas noticias
Seguimos con el libro, “Viviendo en el poder del Evangelio”  de Jerry Cross
Un día, salí un rato a caminar por la tarde y pasé por una iglesia, estaban abiertas las puertas. Entré, porque escuché que el pastor estaba predicando y me quedé unos diez o quince minutos a escuchar su predicación. Me senté atrás para escuchar lo que estaba diciendo y él estaba hablando acerca de las bodas de Canaán, y que la virgen María les dijo a los que allí estaban: Miren, todo lo que el Señor Jesucristo les pida, háganlo.
Su mensaje era: “Obedezcan a Dios, esfuércense, hagan todo lo que esté en su poder para agradarle. Comenzó a mencionar algunas cosas que Cristo dice que hagamos en la Biblia, tal como el amar a nuestros enemigos, en fin. Es decir, su mensaje realmente era: Ustedes tienen el control, y Dios reaccionará en base a lo que hagan ustedes. Pues casi podemos ver a Dios tamborileando los dedos esperando que vamos a hacer para reaccionar.
Esa es la marca de toda religión falsa. Es un hombre-centrismo donde Dios depende de nosotros, en vez de que nosotros dependamos de Él. La religión falsa dice: Dependiendo de lo que nosotros hagamos, eso va a determinar la obra de Dios. “Pero ese no es el evangelio. El evangelio se basa en lo que Dios ha hecho y continúa haciendo. Cuando leemos por ejemplo Juan 19 y llegamos al versículo 30 estando Jesús por expirar y entregar su alma a Dios, Él exclama: “Consumado es”. Cuando recibimos un boleto ya pagado le ponen su sello de “Pagado por Completo” eso es lo que significa esa palabra “Consumado”, pagado por completo, ya no se debe nada. Cristo allí en la cruz compró nuestra Redención y lo pagó todo. Cristo en la cruz, consiguió de tal forma nuestra Redención que nosotros la recibimos por fe como un regalo. Recibimos esa vida eterna como un regalo. Nosotros no podríamos amar a Dios lo suficiente si dependiera su amor por nosotros de amarle a Él primero. Él jamás nos amaría si dependiera de nosotros el amarle, pero es todo al revés, nosotros le amamos a Él, nos dice en 1ª de Juan 4:19, porque Él nos amó primero. Nos amó aún antes de que naciéramos. Él ya conocía nuestros nombres. El Señor Jesucristo murió en la cruz hace dos milenios pensando en ti y en mí. Él tomó la iniciativa y en la cruz exclamó que lo había hecho por completo de tal forma que cuando nosotros compartimos el evangelio con alguien, no le decimos: “primero tienes que arreglar tu vida, poner tus cosas en orden y entonces puedes venir a la cruz y aceptar el regalo de la vida eterna”. No es así, porque Dios lo hizo todo por nosotros en Cristo Jesús. Él puso la base y nos dio al Espíritu Santo para producir en nosotros todo lo que necesitamos para vivir la vida cristiana, por el poder de Dios y no por nuestro esfuerzo humano.
La gracia de Dios no solamente  es para los inconversos, es también para nosotros los creyentes. Colosenses 2:6 dice lo siguiente: “Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en Él”.
Continuará……




Bendiciones
Pbro. Gilberto Flores Elizondo
Pastor de la Iglesia: Camino Verdad y Vida
Iglesia Nacional Presbiteriana
Tel: (81) 8352 6165

                                 o


ESCUCHA LA RADIO



1 comentario: