sábado, 13 de agosto de 2011

Si nuestros caminos agradan a Dios, Él nos hace estar en paz con todos.

Devocional # 43                  13 agosto 2011

Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, aun sus enemigos hace estar en paz con él. Proverbios 16:7

Debo procurar que mis caminos sean agradables al Señor. Aun así tendré enemigos,  tal vez más, porque trato de obrar con rectitud. ¡Qué, gran promesa nos entrega el Señor!
Dios sacará alabanza de la ira de mi enemigo; calmará esa ira de tal modo que me de la paz.

Dios puede hacer que el enemigo desista de hacerme daño, aun cuando intente hacérmelo. Así sucedió con Labán, cuando perseguía a Jacob, Dios le advirtió a Labán. Génesis 31:24…Guárdate que no hables a Jacob descomedidamente. Así sucedió, Labán no se atrevió a maltratarlo.

Dios puede apaciguar el furor de nuestro enemigo, y cambiar su odio en amistad, como sucedió cuando Esaú vino fraternalmente a besar a su hermano, en el momento en que Jacob  temía morir al filo de la espada de su hermano junto con toda su familia. Génesis 33:4  Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron.

Dios puede también convertir un enemigo encarnizado en un hermano en Cristo y en colaborador, como lo hizo con Saulo de Tarso. ¡Quiera el Señor obrar así todas las veces que surge un espíritu perseguidor!. Hechos 9:13  Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén; 15  El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre

Bienaventurado es el hombre cuyos enemigos se han transformado para él como los leones para Daniel que en el foso se tornaron mansos y apacibles. Daniel 6:20  Y acercándose al foso (el Rey de Persia, pues era su amigo) llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones? 22  Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones, para que no me hiciesen daño, porque ante él fui hallado inocente; y aun delante de ti, oh rey, yo no he hecho nada malo.

Cuando venga la muerte, que es «el último enemigo», también Dios estará de nuestro lado. Salmo 48:14  Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre;  El nos guiará aun más allá de la muerte.

¡Mi oración al Señor querido hermano,  amigo que lees este devocional es que encuentres la paz, pido también que entendamos que viviendo una vida agradable a nuestro Dios Altísimo (buscando siempre su voluntad a través de Cristo), es cómo vamos a tener esa paz aún con nuestros enemigos como nos dice este pasaje (Proverbios 16:7) que tomé para hacer este devocional!


Bendiciones

Pbro. Gilberto Flores Elizondo;
                Pastor de:
La Iglesia Nacional Presbiteriana
     "Camino Verdad y Vida"
        Tel: (81) 8352 6165

                       y         gil@enelinternet.net 

2 comentarios: