jueves, 10 de noviembre de 2011

¡No hay puentes ni atajos en nuestra vida!

Devocional # 66                   11 noviembre 2011

Isaías 43:2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

No hay puente, ni atajo; “Cuando pases...” forzosamente hemos de pasar por las aguas y sentir la potencia de los ríos. En la inundación, la presencia de Dios es mejor que una barca. Seremos probados, pero saldremos victoriosos pues no depende de nosotros, porque el mismo Dios, más poderoso que las muchas aguas, estará con nosotros.

En ocasiones parecerá que por algún tiempo está lejos de nosotros, pero es indudable que siempre está con su pueblo, Él no miente, prometió, “Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo...Amén; Mateo 28:20, y lo estará en medio de las dificultades y peligros. Las tristezas de la vida pueden llegar a rebasarnos, pero el Señor presta su ayuda adecuada según las necesidades.

Los enemigos del Señor pueden sembrar nuestro camino de peligros: persecuciones crueles, que para nosotros son como un horno ardiente, ¿qué haremos? Andaremos sobre las ascuas. Si Dios está con nosotros, no nos quemaremos; ni siquiera se percibirá en nosotros el olor del fuego.

¡Qué maravillosa seguridad tenemos como peregrinos nacidos del cielo y que al cielo vamos! Muchas aguas no le ahogarán, ni el fuego le consumirá.

Tu presencia, oh Señor, es la protección de tus santos contra los múltiples peligros del camino.

¡¡Señor Jesús, por tu Gracia haz que me entregue a ti con fe, y mi espíritu entrará en reposo!!.

Bendiciones
Pbro. Gilberto Flores Elizondo
Pastor de la Iglesia: Camino Verdad y Vida
Iglesia Nacional Presbiteriana
tel: (81) 8352 6165

                           o
           gil@enelinternet.net


1 comentario: