lunes, 31 de octubre de 2011

Yo (dice el Señor), Soy tu Consolador, no temas al hombre.

              Devocional # 64                   31 octubre 2011

Yo, yo soy vuestro consolador. ¿Quién eres tú para que tengas temor del hombre, que es mortal, y del hijo del hombre, que es como heno? Y te has olvidado de Jehová tu Hacedor, que extendió los cielos y fundó la tierra; y todo el día temiste continuamente del furor del que aflige cuando se disponía para destruir. ¿Pero en dónde está el furor del que aflige?
Isaías 51:12-13

Tomemos este mismo versículo como la porción de hoy. No es preciso amplificarlo. Tú, que tiemblas, léelo, créelo, nútrete de él, y pide al Señor su cumplimiento en tu vida.

Después de todo, a quien temes es un mero hombre; el que promete confortarte es Dios, tu Hacedor, tu Salvador, el Creador del cielo y de la tierra y del universo. Su consuelo infinito sobrepasa un peligro limitado.

El furor del que aflige es el furor de un hombre mortal, que termina como el soplo de sus narices. ¿Por qué, pues, estamos atemorizados de un hombre que es tan débil como nosotros?

No deshonremos a nuestro Dios haciendo del hombre apocado un Dios. Podemos hacer del hombre un ídolo, para temerle,  para rendirle un amor exagerado. Tratemos a los hombres como hombres y a Dios como Dios, y entonces seguiremos pacíficamente la senda del deber, temerosos del Señor, y no temerosos de los hombres.

Bendiciones
Pbro. Gilberto Flores Elizondo
Pastor de la Iglesia: Camino Verdad y Vida
Iglesia Nacional Presbiteriana
tel: (81) 8352 6165

                           o
           gil@enelinternet.net


1 comentario: