miércoles, 28 de septiembre de 2011

Dios es nuestro pronto auxilio


Devocional # 55                  28 septiembre 2011


Salmos 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Una ayuda que no llega cuando la necesitamos de nada vale. El ancla abandonada en casa de nada vale para el marinero en el momento de la tormenta; el dinero que en
otro tiempo poseyó el deudor para nada vale cuando se ha extendido contra él una demanda.

Pocas ayudas terrenales pueden llamarse «prontas»: de hecho se hallan lejos cuando hay que buscarlas.

Pero nuestro Dios es «pronto» cuando le buscamos según dice nuestro texto; «pronto» cuando le necesitamos, y «pronto» cuando hemos experimentado su ayuda.

Viene en nuestro auxilio antes que pueda llegar el amigo más cercano, porque durante la prueba ya está en nosotros; más presente de lo que estamos nosotros en nosotros
mismos, porque a veces carecemos de ánimo.

Él está siempre presente, totalmente presente, eficazmente presente, simpáticamente presente. Está presente ahora si es un tiempo sombrío o no; descansemos en Él. Es nuestro refugio: escondámonos en Él; es nuestra fortaleza: revistámonos de Él; es nuestro amparo: apoyémonos en Él; nuestro pronto auxilio: descansemos ahora mismo en Él.

No es necesario que pasemos ansiedad ni temor. «Jehová de los ejércitos es con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob».


Bendiciones
Pbro. Gilberto Flores Elizondo
Pastor de la:
Iglesia Nacional Presbiteriana Camino Verdad y Vida

Tel: (81) 8352 6165

website: www.inpcaminoverdadyvida.org 

1 comentario: