martes, 29 de enero de 2013

El orgullo de la autosuficiencia


Devocional # 48     29 Enero 2013

En este tema de la gracia, algunos de estos pensamientos son tomados del libro La Gracia Transformadora de Jerry Bridges

El orgullo de la autosuficiencia
2 Corintios 12:9
Y me ha dicho: «Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.» Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Seguimos con el tema del aguijón en la carne del apóstol Pablo; Dios nunca le quitó el aguijón, a pesar de sus angustiosos ruegos, no vemos aquí que el apóstol hiciera declaraciones y menos hubo decretos creo que sabía que sería su palabra contra la Palabra de Dios debemos aprender de esto también, una pregunta que debe surgir en este momento es: ¿Porqué Dios no quitó el aguijón en la carne de Pablo a pesar de los ruegos del apóstol?.

Dios tenía un propósito al darle este aguijón: 1. El apóstol dice para que “no me ensoberbezca” creo que hay mucho de esto el día de hoy al ensoberbecernos y tratar de “forzar” a Dios por cualquier medio que haga algo que en Su soberanía no ha querido hacer. 2. Dios quería que Pablo “experimentara la suficiencia de Su gracia”, quería que aprendiera que la ayuda del Espíritu Santo era todo lo que necesitaba; quería que aprendiera a depender totalmente del Espíritu para su fortaleza.

La gracia es lo opuesto al orgullo de la autosuficiencia y al orgullo del legalismo para auto-santificarse. La humanidad fue creada para depender de Dios, tanto físicamente como espiritualmente, “porque en Él vivimos y nos movemos y somos” (Hechos 17:28), Jesús dijo: “porque separados de mi nada podéis hacer” (Juan 15:5), Dios quiso que nuestra dependencia de Él fuera total y permanente.

Desde el inicio mismo de la creación cuando satanás tentó a Eva alentándola a ser autónoma y autosuficiente; “la idea de independencia soberana fue muy seductora y tomó de la fruta y comió”, desde la misma caída, Dios se propone rescatar a sus hijos con la promesa del conocido proto-Evangelio; “Y pondré enemistad entre tú y la mujer, entre tu simiente y su simiente, y él te herirá en la cabeza, y tu le herirás en el calcañar”, Génesis 3:15, cumpliéndose desde el principio lo que dice el apóstol Pablo: “...pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia” Romanos 5:20.

Desde que se produjo la caída, Dios se ha propuesto lograr que su pueblo reconozca su total dependencia de Él, y lo hace a veces llevándonos al límite de la aflicción humana, donde no nos queda sino solo volver a Él, hay un pasaje en el Antiguo Testamento donde podemos ver perfectamente este designio de Dios.  

Deuteronomio 8:
2 “Te acordarás de todo el camino en el desierto, por donde el Señor tu Dios te ha traído estos cuarenta años para afligirte y ponerte a prueba, y para saber lo que había en tu corazón, y si habrías de cumplir o no con sus mandamientos.
3 El Señor te afligió, y te hizo sentir hambre, pero te sustentó con maná, comida que ni tú ni tus padres habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vive el hombre, sino que vive de todo lo que sale de la boca del Señor.
4 En estos cuarenta años la ropa que llevabas puesta nunca se envejeció, ni se te han hinchado los pies”.


Moisés hizo memoria de la extrema necesidad de los israelitas para recordarles que solo necesitaban a Dios:

·         Dios los afligió.
·         Los hizo pasar hambre.
·         Los alimentó con comida que nunca antes habían visto.
·         Les enseñó que el hombre vive de la Palabra que sale de la boca de Dios. (dependencia totalmente de Dios).

Quizá en este momento nos está enseñando que debemos depender totalmente de Él, nos está enseñando que solo lo necesitamos a Él.

¿Te está diciendo el Señor en este momento, Bástate mi gracia?, no desechemos la enseñanza de nuestro Dios.

Jesús enfrentándose a satanás que lo tentaba, repitió este pasaje contra satanás; Mateo 4: 4 Jesús respondió: «Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”»


Bendiciones
Pbro. Gilberto Flores Elizondo
Pastor de la Iglesia: Camino Verdad y Vida
Iglesia Nacional Presbiteriana
tel: (81) 8352 6165

                           o
           gil@enelinternet.net


1 comentario: