viernes, 20 de enero de 2012

Tome su cruz


Devocional # 4       20 Enero 2012


Marcos 8:34  Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Vimos en el devocional anterior lo que significa “negarse a sí mismo”, “no te asocies contigo mismo para hacer lo que tu naturaleza te dicta”.
Ahora analicemos el significado de “tome su cruz”,  agrega Lucas 9:23 “cada día”

Para nosotros la palabra cruz no es más que un símbolo, pero en la mente de Jesús que está inmersa en la cultura de su época, la gente asociaba una sola cosa con la cruz; una sola y solo con una: una cruz era un instrumento de muerte y precisamente al decir Jesús tome su cruz, está pensando en una sola cosa, muerte.

La figura  es la de un hombre condenado que se ve forzado a tomar y cargar su propia cruz hacia el lugar de ejecución.   Sin embargo, lo que el condenado a muertes hace obligado por sus verdugos;  el discípulo de Cristo lo hace voluntariamente. El acepta voluntaria y decisivamente el dolor, la vergüenza y la persecución que va a ser su—nótese su cruz, no la cruz de alguien más. Toma su cruz debido a su lealtad a Cristo y a su causa.

Demos un vistazo al concepto de la cruz en la historia.

Era una forma horrible de pena capital originaria, muy probablemente, del imperio persa. El rey Darío cuando conquistó Babilonia crucificó a 3,000 babilonios. Alejandro Magno crucificó 2,000 ciudadanos de Tiro. Alejandro Janeo crucificó a 800 fariseos, obligándolos a contemplar cómo los soldados asesinaban a sus esposas y a sus hijos. Esto es lo que fijó en la mente de los judíos el horror de la crucifixión.

Los romanos llegan al poder en Israel en el año 63 a.C., y usaron mucho la crucifixión. Algunos escritores dicen que las autoridades romanas crucificaron como  unos 30,000 en esa época. Tito Vespasiano crucificó tantos judíos en el año 70 d.C. que los soldados no tenían espacio para las cruces ni suficientes cruces para los cuerpos. No fue hasta el 337 d.C., cuando Constantino abolió la crucifixión, la cruz desapareció después de un milenio de crueldad en el mundo.

Como podrá verse la cruz en ningún momento representa; felicidad, prosperidad, sanidad. Siempre significa muerte, y es cada día como agrega Lucas.

Junto con “Niéguese a sí Mismo” el “Tome su cruz”, solamente podemos entender una cosa que Cristo que quiere vivir plenamente en nosotros y nos ilumina para entender lo que dijera el Apóstol Pablo:
Gálatas 2:20  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

¿Ya te negaste a ti mismo o sigues viviendo para ti?, Mi oración es que entendamos que no es nuestra vida la que debemos de vivir, sino que Cristo viva en nosotros

Bendiciones
Pbro. Gilberto Flores Elizondo
Pastor de la Iglesia: Camino Verdad y Vida
Iglesia Nacional Presbiteriana
tel: (81) 8352 6165

                           o
           gil@enelinternet.net


1 comentario: